13 septiembre, 2019 Consejo

¿Cómo conservar la mojama una vez abierta?

Como bien sabemos, la salazón es uno de los métodos de conservación más antiguos conocidos por el ser humano. Nuestras costas han destacado desde la antigüedad por la tradición y la gran calidad de sus salazones de pescado. En las costas de Cádiz y Huelva, el clima se caracteriza por ser bastante seco, caluroso y con viento abundante, esto complica la conservación del pescado si no es tratado rápidamente. El viento y la sal, ambas cuantiosas en nuestra zona, facilitan su secado y su conservación.

 

Una de las principales cualidades de la mojama es que aguanta bastante tiempo en buen estado. Normalmente, cuando abrimos una pieza de mojama, al ser una pieza de gran tamaño no la consumimos de una vez. Por ello, debemos conocer el lugar donde guardarla y las condiciones idóneas para poder disfrutar de este producto más tiempo. ¿Quieres saberlo? ¡Sigue leyendo!

 

El aceite y la refrigeración son nuestra mejor opción

 

Hay personas que optan por dejarla al aire libre. Así se endurece más la carne, pues lo que estamos haciendo es prolongar el proceso de curado de la pieza. Así, la mojama está perdiendo cualidades tanto de sabor como nutricionales. Lo recomendable es, una vez que hemos abierto el envase, guardarlo en refrigeración (entre 2º y 5º es lo ideal). Otro aliado para que la mojama de atún no se siga curando al aire libre es nuestro gran amigo el aceite de oliva. Introduciendo el lomo en aceite logramos mantenerla en perfectas condiciones mucho más tiempo, aunque su sabor original puede verse algo alterado.

 

Así, utilizando estas 2 técnicas, podremos disfrutar de nuestra mojama más tiempo y estaremos ayudando así a la más antigua de las técnicas de conservación de la historia. ¿Cuál de las 2 vas a utilizar?